Talento Emocional

Hablemos de Talento. Hablemos de Gestión. Hablemos de personas.

Liderando en femenino

Cada vez se habla más, pero no suficiente, de las grandes capacidades de la mujer para liderar personas. 

Las investigaciones de las neurociencias demuestran esa especial capacidad del cerebro femenino para gestionar personas, especialmente por la empatía.

 

b2ap3_thumbnail_tacones.jpg

Esta es la base de los estudios sobre Neuroliderazgo femenino, donde se evidencian las características de la mujer en el liderazgo organizacional, con un estilo de liderazgo cercano, emocional, generador de implicación y compromiso en los colaboradores, teniendo como base la empatía.

 

"Del corazón a la inteligencia es más fácil el camino que de la inteligencia al corazón" S.Catalina.

 

La empatía la definimos como la capacidad para ponerse en el lugar de otra persona, bien porque sabemos qué siente (también llamada empatía cognitiva) o porque llegamos a sentir lo mismo que la otra persona (empatía emocional). 

Las investigaciones apuntan que los hombres tienden a experimentar la empatía cognitiva, mientras que la mujer lo vive más a nivel emocional. Igualmente, destacan una mayor capacidad en la mujer para comprender sus estados emocionales y los de los demás; esto es, mayor inteligencia emocional.

Según estos resultados, y teniendo en cuenta que el 80% de las competencias del líder son emocionales, equilibrar los equipos directivos con la presencia de mujeres en altos cargos beneficiaría mucho a la empresa.

 

Pero la realidad es otra.

 

Más allá de las capacidades y potencialidades, seguimos con ese 'techo de cristal' que no se ve pero que de alguna manera sigue impidiendo a las mujeres cualificadas optar a puestos de dirección.

Según un articulo que publicaba El País en 2012, se necesitarían unos 40 años para equilibrar la proporción de mujeres en los consejos de administración de las empresas europeas.

Datos que siguen siendo alarmantes y, en mi opinión, se avanza demasiado lento. 

 

Analicemos algunos datos*:

- En 2011, más del 60% de las licenciadas eran mujeres.

- La proporción de mujeres con estudios de posgrado es mayor que la de hombres.

- La participación de la mujer en los programas "MBA Executive" en las escuelas de negocios españolas no supera el 32% en el mejor de los casos (al ser programas en los que se adquiere una visión general de la empresa), ascendiendo hasta en un 60% en el caso de programas de áreas funcionales como RRHH o Marketing.

- A medida que aumenta la categoría profesional disminuye la presencia femenina.

- Cuando hablamos de alta dirección, sólo el 8% son mujeres.

 

¿Y qué hacemos con el talento femenino?

Las necesidades en la dirección de personas ya no son las mismas que hace unos años, cuando "saber mandar" o "mantenerse firme en las decisiones" eran suficiente para dirigir. Este entorno cambiante e incierto exigen del líder un comportamiento que inspire, motive e ilusione, que potencie el desarrollo de las personas, sacando lo mejor de ellas. Este estilo de liderazgo está muy vinculado al liderazgo emocional y al estilo de liderazgo femenino.

Un estudio de McKinsey revela que las empresas que equilibran la presencia de mujeres y hombres en los puestos de dirección, incrementan sus beneficios un 56% frente a las empresas exclusivamente masculinas. 

Integrar y equilibrar el talento femenino y masculino debe ser un objetivo de la empresa del siglo XXI, enriqueciéndose de las capacidades de unas y otros, potenciando el desarrollo de las competencias emocionales en la dirección de personas, el equilibrio, la conciliación, la flexibilidad, que permita una integración real sin limitaciones por patrones sociales, donde la mujer juega en desventaja.

 

Como recogía Virginio Gallardo hace unos días: "Tenemos un problema de educación que nos hace sobrevalorar lo analítico y subestimar el poder de la intuición y la emoción. Somos seres emocionales, nos guste o no."

 

*Fuente: genet.csic.es / estadistica 2011 PWC

 

 

 

Éxito
De por qué algunos no caen, y otros no se levantan

Related Posts

Comentarios 9

 
Guest - Lourdes Oller en Jueves, 31 Julio 2014 13:20

Muy interesante tu entrada. Estoy totalmente de acuerdo. Existe el techo de cristal y tampoco nos lo ponen fácil superarlo.
Las herramientas están en la sociedad desde hace tiempo, pero no las utilizamos como deberíamos, además de que la sociedad sigue siendo patriarcal. Así que tendremos que seguir luchando por tener un trato igualitario.

Muy interesante tu entrada. Estoy totalmente de acuerdo. Existe el techo de cristal y tampoco nos lo ponen fácil superarlo. Las herramientas están en la sociedad desde hace tiempo, pero no las utilizamos como deberíamos, además de que la sociedad sigue siendo patriarcal. Así que tendremos que seguir luchando por tener un trato igualitario.
Laura Chica en Jueves, 31 Julio 2014 13:21

Estoy contigo Lourdes, y creo que vamos por buen camino. Aunque lento, adecuado. Gracias por pasarte a comentar :)

Estoy contigo Lourdes, y creo que vamos por buen camino. Aunque lento, adecuado. Gracias por pasarte a comentar :)
Guest - Javier en Jueves, 31 Julio 2014 13:21

El futuro es vuestro, desde mi punto de vista vuestra innata y superior inteligencia social os posibilita para liderar en el futuro en una proporción superior al hombre. Siempre y cuando superéis la inseguridad que os proporciona la situación histórica que habéis vivido de estar sometidas al hombre. De todas formas creo que esto es mucho más fácil de superar para las nuevas generaciones.

El futuro es vuestro, desde mi punto de vista vuestra innata y superior inteligencia social os posibilita para liderar en el futuro en una proporción superior al hombre. Siempre y cuando superéis la inseguridad que os proporciona la situación histórica que habéis vivido de estar sometidas al hombre. De todas formas creo que esto es mucho más fácil de superar para las nuevas generaciones.
Laura Chica en Jueves, 31 Julio 2014 13:22

Hola Javier, efectivamente lo más difícil de superar, en este caso, puede que sean las limitaciones culturales que nos imponen los demás, y nos imponemos nosotras mismas. Hace falta mucha formación e información, aún. Gracias por pasarte a comentar :)

Hola Javier, efectivamente lo más difícil de superar, en este caso, puede que sean las limitaciones culturales que nos imponen los demás, y nos imponemos nosotras mismas. Hace falta mucha formación e información, aún. Gracias por pasarte a comentar :)
Guest - Cristina Gómez Ruiz en Jueves, 31 Julio 2014 13:23

Me ha encantado Laura!
Siempre leo tus entradas, pero esta me ha fascinado.
Todo está cambiando, aunque lentamente...
Es algo real, no podemos negarlo, claro que existe ese techo de cristal que a veces nos ahoga, pero leyendo cosas así, con datos tan reales, no me inspira si no fuerza para continuar formándome, aprendiendo y esforzándome, para poquito a poco ir eliminando barreras.
No va a ser en un dia, ni en dos, pero claro que entre todas, conseguiremos algún día que no sea necesario demostrar si llevas sujetador o no para poder ejercer un puesto de trabajo.
Enhorabuena! Un beso!

Me ha encantado Laura! Siempre leo tus entradas, pero esta me ha fascinado. Todo está cambiando, aunque lentamente... Es algo real, no podemos negarlo, claro que existe ese techo de cristal que a veces nos ahoga, pero leyendo cosas así, con datos tan reales, no me inspira si no fuerza para continuar formándome, aprendiendo y esforzándome, para poquito a poco ir eliminando barreras. No va a ser en un dia, ni en dos, pero claro que entre todas, conseguiremos algún día que no sea necesario demostrar si llevas sujetador o no para poder ejercer un puesto de trabajo. Enhorabuena! Un beso!
Laura Chica en Jueves, 31 Julio 2014 13:23

Hola Cristina. Sin duda, esa es la actitud. Me alegro muchisimo de que este tipo de información genere esa energía en ti. Muchas gracias por tus comentarios, eso también me anima a mi a seguir creyendo, y creando. Un beso :)

Hola Cristina. Sin duda, esa es la actitud. Me alegro muchisimo de que este tipo de información genere esa energía en ti. Muchas gracias por tus comentarios, eso también me anima a mi a seguir creyendo, y creando. Un beso :)
Guest - Mama DeFresa en Jueves, 31 Julio 2014 13:24

Me ha encantado el post. Y no suelo comentar pero en este caso... Está claro que las mujeres somos mucho más emocionales, tenemos mayor capacidad de sacrificio y muchas cosas más. Pero desde el momento en el convertimos en madres la perspectiva cambia totalmente. No en todos los casos, pero el vínculo que nos une a nuestros hijos hace que sintamos su llamada a gritos y que se conviertan en nuestra prioridad máxima. Y esto es así, no porque nos hayan educado para ello, sino porque es nuestro instinto y no podemos escapar de él. Por eso no tengo claro que llegue ese equilibrio en los cargos de dirección, ya que la responsabilidad que conlleva requiere trabajar un número de horas demasiado elevado y es posible que muchas mujeres no estén dispuestas a aceptarlo.
De todas formas esto es sólo mi opinión personal, según mi propia experiencia.
Igualmente ¡Enhorabuena por tu trabajo!
Un Abrazo.
Angélica

Me ha encantado el post. Y no suelo comentar pero en este caso... Está claro que las mujeres somos mucho más emocionales, tenemos mayor capacidad de sacrificio y muchas cosas más. Pero desde el momento en el convertimos en madres la perspectiva cambia totalmente. No en todos los casos, pero el vínculo que nos une a nuestros hijos hace que sintamos su llamada a gritos y que se conviertan en nuestra prioridad máxima. Y esto es así, no porque nos hayan educado para ello, sino porque es nuestro instinto y no podemos escapar de él. Por eso no tengo claro que llegue ese equilibrio en los cargos de dirección, ya que la responsabilidad que conlleva requiere trabajar un número de horas demasiado elevado y es posible que muchas mujeres no estén dispuestas a aceptarlo. De todas formas esto es sólo mi opinión personal, según mi propia experiencia. Igualmente ¡Enhorabuena por tu trabajo! Un Abrazo. Angélica
Guest - Laura en Jueves, 31 Julio 2014 13:24

Me ha encantado Laura!
El cambio se está produciendo de forma lenta pero avanza.
Especialmente me gusta la perspectiva de trabajar desde la empatía y aceptando que somos emocionales y que eso nos mueve a la acción.
Un abrazo y gracias.

Me ha encantado Laura! El cambio se está produciendo de forma lenta pero avanza. Especialmente me gusta la perspectiva de trabajar desde la empatía y aceptando que somos emocionales y que eso nos mueve a la acción. Un abrazo y gracias.
Guest - Psicología Clínica Hermosillo en Jueves, 31 Julio 2014 13:25

Me encanta tu artículo, y totalmente de acuerdo, aceptándo todo nuestro ser femenino, podemos asumir nuestro lugar, que yo considero que comienza desde nuestro cuerpo.

Saludos :)

Me encanta tu artículo, y totalmente de acuerdo, aceptándo todo nuestro ser femenino, podemos asumir nuestro lugar, que yo considero que comienza desde nuestro cuerpo. Saludos :)
Powered by EasyBlog for Joomla!